la escuela

La Escuela sin sede fue un delirio, hasta que se volvió la cosa más sensata del mundo...

sin sede